tipos de discurso

Tipos de discurso

Noticias y empresas

La importancia de la expresión oral es innegable. Nuestras palabras y la forma en que las pronunciamos actúan como nuestro reflejo ante los demás, moldeando la imagen que proyectamos. A pesar de su relevancia, rara vez se nos brinda una educación específica para mejorar en este aspecto. En el ámbito educativo, se confía en actividades como las presentaciones en público, los debates y los exámenes orales. Sin embargo, se presupone que hemos adquirido estas habilidades en el entorno familiar, donde nuestros padres, en su mayoría, son nuestros principales maestros en el arte de hablar y manejar un vocabulario adecuado.

Pero, ¿qué sucede si nos encontramos en un hogar donde no hemos recibido una adecuada instrucción al respecto? ¿Estamos condenados a arrastrar las carencias de nuestra infancia en nuestra expresión oral?

¡Para nada! La buena noticia es que podemos aprender a comunicarnos de manera efectiva, a ser elocuentes y a debatir con coherencia. Todo lo que se necesita es práctica, siguiendo una serie de consejos proporcionados por la psicología y la filología.

El concepto de discurso abarca la comunicación de información por parte de un individuo o un grupo. Dependiendo de sus características, el discurso puede manifestarse de dos maneras principales:

Discurso directo: Se refiere a la reproducción textual de las palabras de una persona. Por lo general, se presentan entre comillas, precedidas por guiones o dos puntos. Por ejemplo: «Quiero jugar a orillas del río» o Mateo: «Quiero jugar a orillas del río».

Discurso indirecto: Consiste en la reproducción indirecta de las palabras de una persona, adaptando los tiempos verbales, pronombres personales y referencias temporales. Se introduce con verbos como «decir», «expresar» o «asegurar», seguidos de la conjunción «que». Por ejemplo: Él dice que quiere jugar a orillas del río (presente, si se reproduce simultáneamente con el discurso original de Mateo) o Él dijo que quería jugar a orillas del río (pasado, si se reproduce posteriormente al discurso original).

Características del discurso

  • Preciso: Debe exponer un tema y sus argumentos de manera comprensible para la audiencia.
  • Verificable: Basado en hechos comprobables que le otorgan validez, aunque en ciertos contextos como el religioso o artístico esto puede variar.
  • Especializado: Enfocado en un área específica y dirigido a una audiencia adecuada que pueda interpretarlo y encontrarlo útil.
  • Original: Se vale de recursos propios y presenta puntos de vista creativos, únicos y novedosos.
  • Estructurado: Organiza la información de forma clara y ordenada para facilitar su comprensión por parte de la audiencia.
  • Atractivo: Debe captar la atención del público, mantenerlo comprometido e incluso motivarlo a la acción.
  • Multicontenido: Puede incluir diversos tipos de información y complementarse con recursos audiovisuales.
  • Multiplataforma: Puede transmitirse tanto de forma oral como escrita.

Partes del discurso

Las partes del discurso clásico, establecidas en la Rhetorica ad Herennium, son:

  • Exordio: Captar la atención inicial de la audiencia.
  • Narratio: Presentar el tema del discurso.
  • Divisio: Desarrollar el punto de vista y argumentos sobre el tema.
  • Confirmatio: Exponer los argumentos y pruebas que fundamentan la postura del orador.
  • Refutatio: Presentar pruebas que contradicen argumentos contrarios.
  • Conclusio: Plantear conclusiones y pasos a seguir.

Según la estructura

  • Discurso narrativo: Relata hechos en un contexto temporal y espacial, ya sean reales o imaginarios.
  • Discurso descriptivo: Busca mostrar las características de algo sin emitir una valoración personal.
  • Discurso expositivo: Informa objetivamente sobre un tema de manera clara y ordenada.
  • Discurso argumentativo: Intenta persuadir o convencer a la audiencia sobre algún tema.

Según el área temática

  • Discurso político: Comunica las bases y propuestas políticas de un partido o candidato, buscando ganar el apoyo de la audiencia.
  • Discurso religioso: Transmite los principios de una religión y sus dogmas de fe, con el objetivo de generar lealtad y captar seguidores.
  • Discurso publicitario: Expone las características de un producto o servicio con el fin de persuadir al público para que lo adquiera.
  • Discurso empresarial: Comunica decisiones, planes o proyectos de una organización, buscando motivar a empleados, clientes y proveedores.
  • Discurso académico: Presenta novedades o propuestas dentro del ámbito educativo, con el propósito de comunicar y generar comunidad entre los miembros de la institución.
  • Discurso artístico: Transmite emociones y sentimientos de manera subjetiva, con el fin de expresar y entretener al público.