persiana-veneciana-de-aluminio

Cómo instalar persianas alicantinas

Tecnología

Todos queremos que los espacios de nuestra casa tengan la mayor privacidad posible, que desde el exterior no se visualice lo que estamos haciendo, pero también deseamos proteger el paso inclemente de los rayos del sol en algunas horas del día, ya que estos pueden ser muy fuertes y terminarían por deteriorar nuestros muebles, o tampoco nos permitirían dormir una siesta y las persianas alicantinas pueden ser la solución que buscas.

Elige el sistema de montaje de tus persianas alicantinas

Si te identificas con alguno de los planteamientos mencionados, te contamos que podrías colocar en tu vivienda persianas alicantinas, una opción sencilla y asequible para que no tengas que salirte mucho de tu presupuesto, y lo mejor de todo es que puedes instalarlas tú mismo.

Muchas de las personas que se han decidido por colocar este elemento en las ventanas de su hogar, al principio temen mucho en hacerlo porque desconocen de qué manera proceder con las mismas, teniendo en cuenta que anteriormente nunca habían colocado ni un tornillo en sus casas.

Para que tú no tengas problemas en ese sentido, en este artículo te vamos a decir cómo instalar persianas alicantinas, que al ver lo fácil que es seguro te animarás a hacerlo, así que continúa leyendo más abajo si deseas ahorrarte unos cuantos euros por hacerlo tú mismo.

persiana veneciana en jardin

Como punto de inicio para hacer la instalación, debes seleccionar cuál es el sistema de montaje que tendrán tus persianas alicantinas, teniendo en cuenta que este puede ser para fijarse utilizando escuadras de cajón con la ayuda de una placa de fijación, así como lo hay para instalar con escuadras angulares, las cuales poseen una palanca rotativa que se fija al riel superior.

Selecciona el lugar de instalación

  • Después de que hayas hecho la selección del sistema de tu persiana alicantina, debes elegir el sitio donde la instalarás, que puede ser en cualquier sitio, siempre que haya espacio libre para su colocación.
  • En el lugar seleccionado puedes fijar el sistema en el marco de la ventana si no son de aluminio o plástico, en la pared por encima del marco o en el techo, así que analiza muy bien esto antes de comenzar con la instalación.

Monta las escuadras del sistema

  • Verifica la posición que tendrá la escuadra del sistema y marca el sitio donde tendrás que colocar los agujeros para su fijación. Si harás la instalación en el marco de la ventana, es mejor que taladres los agujeros con la ayuda de una broca fina de 2,5 mm; si será colocada en la pared utiliza una broca para mampostería de 6 mm, y luego coloca los tacos en ella.
  • Cuando ya estén listos los agujeros para la escuadra, colócala en el lugar de fijación y aprieta parcialmente el tornillo que la sostendrá, verificando que esté completamente nivelada con un nivel de burbuja, y aprovecha de marcar el lugar donde tendrá que ir la segunda escuadra de la persiana alicantina.

Mide el ancho del interior de las persianas alicantinas

  • Ya que las escuadras de montaje están fijas, ahora debes medir lo ancho de la persiana en su interior, debido a que este es el espacio que hay entre las escuadras, y tienes que marcar dicha anchura tanto en el riel superior como en el inferior, asegurándote de tomar en cuenta el ancho adicional que poseen los topes de los rieles.

Corta los rieles al tamaño adecuado

  • Con el tamaño de los rieles definidos, solo debes cortar el excedente que queda en cada uno de los extremos utilizando una sierra de arco, pero asegúrate de proteger tus manos para no sufrir ningún accidente. Una vez que hayas completado el corte en cuestión, coloca nuevamente los topes en cada uno de los rieles de la persiana alicantina.

También corta el excedente de las láminas

  • Ahora que tu persiana cuelga de forma provisional, debes dedicarte a cortar cada una de las láminas de esta, según el ancho interior que previamente mediste, pero es importante que te asegures de hacerlo de forma uniforme, que sea la misma medida de corte en cada uno de los lados.
  • Para facilitar el trabajo de corte puedes utilizar un cúter o una tijera especial de láminas de persianas, así que será mejor que con anterioridad hayas verificado que tienes dicha herramienta.
  • Tras finalizar el corte de cada una de las láminas de tu persiana alicantina, puedes terminar de fijarla por completo en la que será su posición definitiva, así que procede a realizarlo sin mayores contratiempos.

Elimina las láminas que sobren a lo largo de la persiana

  • Muchas veces las persianas alicantinas vienen con muchas láminas que exceden demás la altura de las ventanas, por lo que sí es el caso de las tuyas, lo mejor es que elimines esas láminas que sobran, ya que de esa manera podrás abrirlas y cerrarlas con mayor facilidad.
  • Si quieres retirar las láminas innecesarias, solo tienes que quitarle los topes de plástico a tu persiana, desatar el cordón que las sostiene por la parte de abajo, retirar el riel inferior y comenzar a quitar las láminas. Cuando hayas terminado, coloca nuevamente el riel inferior, hazle un nuevo nudo al cordón y coloca los topes en sus lugares respectivos.
  • Para finalizar, solo tienes que instalar la varilla que permitirá abrir y cerrar la persiana alicantina, así que solo te queda disfrutar de este maravilloso accesorio que tienes tu hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *