material-corporativo-de-oficina

Material de oficina corporativo

Noticias y empresas

Las oficinas, tanto de empresas como organizaciones más grandes trabajan con un elevado número de documentos en físico. Esto se debe a que mucha información no solo debe ser utilizada de manera digital, sino que se requiere en folios, ya sean para ser firmadas, expuestas o simplemente archivadas.

¿Qué elementos necesitamos para una oficina?

Muchos documentos en físico representan la seguridad de compras, ventas y acuerdos. Es el método más antiguo para sellar tratos, ya que las dos partes establecen sus términos y ambos firman. El documento en físico hace constar que la acción sí se realizó.

En las oficinas, la gran mayoría de personas trabaja con ordenadores portátiles, por eso las mochilas para portátiles personalizadas de Pongomilogo, son una gran herramienta publicitaria para expandir tu imagen de empresa.

Si hablamos de las oficinas, la gran cantidad de documentos que puede manejar un empleado o un jefe en su escritorio requiere de una solución para que estos no se vuelen si se quedó alguna ventana abierta o si por accidente se desordenaron y cayeron al suelo, por lo que la solución ideal sin ninguna duda pasa por tener un pisapapeles.

Estos han sido creados para poder dar peso a los documentos, un uso sencillo y bastante práctico que además permiten ser modificados. Sin embargo y antes de conocer qué tipos de pisapapeles sirven para la oficina, conozcamos un poco su historia.

Historia de los pisapapeles

Como ya mencionamos anteriormente, los pisapapeles son una herramienta que tiene la finalidad de ejercer cierto peso sobre cualquier tipo de documento físico, permitiendo así que estos no puedan moverse.

Su creación se remonta durante la Revolución Industrial, donde las oficinas de las empresas comenzaron a utilizar documentos como cartas, facturas y contratos, dejándolos en su mayoría sobre las mesas donde trabajaban.

Sin embargo y dado que estos edificios tenían bastantes ventanas, las cuales por obvias razones abrían cada cierto tiempo, los papeles solían volar por los aires a causa del aire que entraba. ¿Cómo solucionar esto? Colocaban cualquier objeto que fuera pesado por encima para impedir que se volaran por todos lados.

Sin embargo el hombre en su ingenio también es creativo, por lo que pensó la idea y lo convirtió en un arte, dándole una estética a los pisapapeles.

Durante el año 1840 se alzaría una industria en Francia encargada de crear pisapapeles pero con otro objetivo más allá de su función principal, que no era otra que la de crear también arte.

Por esa misma época, artesanos de Murano en Italia, comenzaron a hacer de los pisapapeles obras artísticas donde representaban la tradición romana, mientras que los franceses contribuyeron con la parte óptica del cristal. Así fue como los pisapapeles pasaron de ser meros objetos a ser pequeñas obras de arte.

En la actualidad hay una gran variedad de pisapapeles en el mercado, no solo artísticos, sino también divertidos y románticos.

Para las empresas los pisapapeles no solo funcionan para una cosa en concreto, sino que pueden darle otro ambiente a los escritorios de sus empleados. Dentro de la monotonía gris del trabajo, siempre es bueno tener un poco de color que anime al trabajador, por lo cual, un pisapapeles que sea llamativo y del agrado de quien lo necesite, puede ser una excelente idea para fraternizar.

Además de que es un excelente regalo para un cliente o cualquier otra persona que pueda encontrarle utilidad en su escritorio.

Cuando se trata de pisapapeles hay una infinidad de ellos a los que podemos optar. Una buena forma de hacerlo es conocer los objetivos de la empresa y cuál es la finalidad de la misma.

Por ejemplo, una empresa comprometida con el medio ambiente puede optar por ofrecer a sus empleados unos que tengan la forma de un árbol o de un animal, quizás también que tenga el símbolo del reciclado o que tenga que ver con la ideología de la empresa.

Esto dependerá de qué se haga en la oficina, ya que un pisapapeles que cuadre con el ámbito de trabajo puede resultar de muy buen gusto.

Ideas para pisapapeles

Aquí hay que tener mucha imaginación y creatividad, y todo va a depender de los gustos de la persona a la que se lo vayamos a dar o como dijimos anteriormente, hay que tener en cuenta el ambiente de la oficina donde se trabaje, para decantarnos por uno o por otro.

Si es un periódico se pueden usar pisapapeles con formas de la bola del mundo, representando así el alcance mundial de dicho periódico, en cambio y si es una empresa de coches, un pisapapeles con forma de rueda o de coche puede ser la mejor solución. Si por el contrario se trata de una empresa de música, una pequeña batería o un amplificador quedarían excelentes.

Si es una agencia de festejos puedes usar un pastel nupcial o un ramo de flores. Para los que trabajan en museos sería ideal una esfera de cristal con la luna, estrellas o el mismo universo.

Como ves, los diseños de los pisapapeles son numerosos y siempre podrás encontrar o mandar hacer uno a tu gusto o al gusto de tus trabajadores. Darles uno a cada empleado no solo les encantará, sino que beneficiará a su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *